lunes, 26 de diciembre de 2016

Brindo...




Brindo por mis seres más queridos, muchos muy distantes hoy, en kilómetros pero no en afecto...
Brindo por mis dos amores, que hacen que me sienta inmensamente rica y feliz sólo con mirarlos...
Por mi compañero de ruta, siempre cerca, siempre atento a lo que necesito, apostando cada minuto por la felicidad en familia y siendo felices con sólo tomarnos de la mano, a pesar de los miles de años compartidos...
Por la hija más hermosa que me pudo regalar la vida, una mujer de la que me siento orgullosa con sólo escucharla hablar y actuar de acuerdo a valores incuestionables, que me aconseja y acompaña como nadie...
Brindo por la felicidad de disfrutar de mis viejos plenos y felices celebrando cada encuentro...
Brindo por mis hermanos y le pido a la vida que les dé lo que merecen, simplemente por ser buena gente...
Brindo por mis sobrinas, ese amor tan parecido y cercano al que se siente por un hijo y porque en los tiempos que vengan podamos compartir más de cerca la vida...
Brindo por mi cuñada, esa loca linda, que tan generosamente comparte sus hijas y me ayuda a sentirlas cerquita, cerquita...
Brindo por esos seres cercanos en kilómetros y cariño, que eligen compartir conmigo la ruta de cada día, valorando quién soy y disculpando quién no puedo ser...
Brindo por ir llegando al final de un camino que elegí hace más de veinticinco años, que me ha regalado tantas satisfacciones, tantos aprendizajes....Y que me permitió coincidir en el camino de muchas y valiosas personas...
Brindo por los proyectos, por los sueños realizados y los por venir....
Brindo por ser quien soy, por haber aprendido a valorarme a pesar de que otros no lo hagan, por haber podido transformar las lágrimas en aprendizaje, por avanzar en la práctica de la aceptación de lo que no soy y lo que el otro no es, aunque no sea quien yo creía y aunque yo misma ya no sea quien solía ser...
Brindo por todos y cada uno de ustedes que eligen de alguna manera formar parte de mi vida....
¡¡Salud!!
Gla

Nunca...


Duele que la gente que uno quiere
no te elija.
Pero más duele darse cuenta
de que a veces se quiere
a la gente equivocada....


viernes, 9 de diciembre de 2016

Hacia adelante...




A mirar para adelante,  


que para atrás  ya dolió  bastante. . .


Mirar hacia atrás  sólo  para ver cuánto he avanzado. . .

Es necesario y saludable no saber nada de quien eligió dejarnos...


Hoy digo GRACIAS por ayudarme a ser quien soy hoy. . .



Te voy a extrañar...



Me equivoqué... 

Creí ser más  de lo que fui... 
Fuiste más de lo que hubiese querido... 
Me ayudaste a encontrar el camino hacia mi verdadero yo... 
Por tantas charlas y tantos silencios distantes... 
Ambos me ayudaron en esa búsqueda... 
Tu confianza y tu complicidad me daban alas... 
Tu intermitencia me hacía aterrizar...   
Me ayudaste a reconocerme.  
Para bien y para mal... 
Me encontré con lo peor  y lo mejor de mí... 
Me hiciste una mejor persona... 
                                                                                                                                             GRACIAS...

Te voy a extrañar....

sábado, 26 de noviembre de 2016

Ya fue suficiente....

Tiempo cumplido...

Llega un momento en que interiormente se siente...
que ya fue suficiente...
Suficiente tiempo de esperar que los otros descubran quién verdaderamente soy...y lo valoren...
Suficiente tiempo de comprender y justificar que tienen sus motivos para actuar de tal o cual manera, aunque lastimen, ofendan o ignoren al otro...
Suficiente tiempo de haber estado pendiente de sus necesidades, de sus intereses, de sus carencias, de sus limitaciones....
Suficiente tiempo de haber dejado que me miraran desde sus falsos pedestales, creyendo que tal vez algún día, podrían descubrir lo que de verdad importa en la vida...Y que no son superiores a nadie...
Suficiente tiempo de tratar de mantener el afecto sin que termine convirtiéndose en lástima...
Suficiente tiempo de creer que yo era para ellos tan importantes como ellos para mí...

Y hoy...sí, hoy...digo: Ya fue suficiente...

Yo perdí, mucho seguramente.... Pero no tanto como quien contaba con mi afecto incondicional y sin reservas, con errores y todo, les dí lo mejor que se puede dar: el corazón....

Y sí, fue suficiente....Demasiado tal vez, el tiempo de pensar tanto en los demás....
Hoy finalmente les regalo ese espacio, esa distancia que da la indiferencia....
Tal vez algún día extrañen ese tiempo en que hice absolutamente todo lo contrario....

Y yo volveré a decir: Ya fue suficiente....

La distancia no separa a las personas. Los silencios sí....

Aunque eso depende...
Del tipo de silencio...

Están los silencios compartidos, esos que se eligen, cuando los corazones están unidos, cuando los ojos hablan, cuando las manos lo expresan todo...

Están los que nos permiten abrazarnos a nosotros mismos, mirarnos y reencontrarnos con nuestro yo verdadero...

Pero están los otros, esos crueles...
Los que callan las palabras que debieron ser dichas...
Los que ocultan lo que uno no se anima a decir...
Los que deciden un adiós sin explicaciones...
Los que ocultan lo que no nos animamos a enfrentar...
Los que se esconden del dolor que le provocamos al otro...
Los que eligen el camino más fácil y más triste, el de la distancia no merecida...
Los que se convierten en jueces implacables de relaciones hermosas devenidas a la nada misma...
Los que, en definitiva, se niegan a asumir con palabras las consecuencias de las elecciones realizadas.

Hay que ser muy valientes para poner palabras al dolor.

Es más sencillo refugiarse en el más cobarde de los silencios...

Será por eso que amo tanto las palabras...
Porque no me gusta tirar la piedra y esconder la mano.
Porque soy fiel a lo que siento y a quienes quiero...
Porque amo decir "Te quiero", mirando a los ojos, pero también "Adiós", si es la única opción que queda.
Cuando el silencio se instala, me quedo sin remos para sacar a flote cualquier relación. Con un solo remo no se puede....
Y yo...Nunca usaría el silencio como puente de despedida...
Porque los puentes unen y el silencio...el silencio levanta muros...

lunes, 14 de noviembre de 2016

No tengo que volver si nunca me fui... 



Yo sigo aquí...
En el lugar de las confesiones, de los abrazos, de las manos extendidas y los oídos dispuestos...
Del asombro frente a lo inentendible, de la comprensión a pesar de que me juzguen por ingenua, del afecto incondicional...

No tengo que volver.... si nunca me fui...

viernes, 11 de noviembre de 2016

Por fin la verdad y yo pudimos mirarnos a los ojos...

Y sí...
Llega ese momento en que después de esquivarla, 
se me pone de frente y no me deja opción...
Después de todo... estuve tanto tiempo buscándola....
La verdad, esa verdad... 
La que no me atrevo a mirar a la cara la mayor parte del tiempo.
Porque muestra mis miedos, mis miserias, mis ansiedades, mis grises...
La encuentro y me encuentro...
No sé si me gusta lo que veo. 
Duele...
Pero sana...

domingo, 6 de noviembre de 2016



Tal vez no era tu lugar natural...
Tal vez nunca elegiste estar allí...
Tal vez quisiste hacérmelo saber y no quise verlo...
Tal vez no, simplemente te quedaba cómodo y preferiste no sacarme de mi error...

Quizás te reconfortaba mi afecto incondicional...
Quizás en algún momento pude acompañar tu soledad...
Quizás algo pudiste llevarte de mí...

Tal vez, nunca quisiste que fuera en tu vida lo que fuiste vos para mí...
Quizás simplemente me hacía bien creerlo. Y tal vez simplemente... 
                                            Yo te puse ahí...



Aprender...
Cada día, todos los días...
De quienes nos hacen felices y de quienes nos hacen sufrir...
Nosotros mismos les dimos a ambos ese poder....
Agradecer...
A quienes nos hacen sentir queridos, valorados y acompañados...
Y a quienes nos hacen sentir invisibles, ignorados o rechazados...
A ellos también les dimos ese poder. Algo habrán venido a enseñarnos....
Y siempre GRACIAS A LA VIDA, 
que con unos y otros,
 nos ayuda a descubrir qué valiosos somos...




viernes, 28 de octubre de 2016

Detrás de la tormenta...


La imagen puede contener: cielo, nube y exterior
Hoy veía desde mi patio un tenue arco iris en medio de tanto cielo plomizo. Y pensaba que estos días grises me ayudan a ver el sol que anida en mí...
Cuando el viento y la lluvia azotan, uno echa mano de lo que tiene más cerca para cubrirse...Y no siempre es el paraguas adecuado. A veces toma prestado un piloto que no le pertenece y tarde o temprano hay que volverlo a su lugar.
Cuando los pies van aplastando charcos que incomodan, humedeciendo las neuronas y nublando los sentimientos, muchas veces nos sentimos tentados de cruzar a la vereda de enfrente para ver si desde allí, la tormenta se ve diferente, o si al menos alcanzamos a ver un rayo de sol.
A veces hasta aparece alguna mano cálida, ofreciendo su ayuda para cruzar la calle, al parecer, sin mayores consecuencias.Por momentos nos negamos por temor a lo que pueda pasar. Otras nos aferramos fuertemente creyendo que allí está la salida a nuestra desorientación. Pero luego comprendemos que la tormenta sigue allí arriba, sólo que asusta menos cuando estamos acompañados.
¡Cuánto más fuertes nos sentimos si logramos llegar a casa, aunque empapados, pero habiéndonos sentido capaces de afrontarlo solos!
¡Qué diferente se puede ver el agua caer, luego de haber comprobado por nosotros mismos, que seguro, seguro, después sale el sol! Aunque tarde más de lo deseado en dejarse ver....
Cuando mi ventana me muestra un cielo increíblemente gris prefiero mirar mi interior...
Allí... el sol me hace un guiño y me invita a disfrutar...

miércoles, 12 de octubre de 2016

Hacer clic...

Ese clic....
El que creímos que nunca llegaría, aparece así de repente, de la noche a la mañana... (¿De repente?)
¿Cómo entender cuándo y a partir de qué momento, de pronto podemos vernos a nosotros mismos a los ojos??
Y al mirarnos en nuestra propia mirada, decirnos sin hablar todas las verdades guardadas tan celosamente durante años...
Reconocer cada uno de nuestros enojos, asumiendo de una vez y para siempre, que el otro no es el causante, sino nuestro propio yo que se niega a asumir realidades...
Y quizás sea ahí cuando podamos empezar a sanar...
Y sanar significa dejar en libertad a quienes decidieron no seguir acompañándonos en la vida, aceptar con amor las diferencias con quienes tienen el coraje de darnos la mano para seguir caminando juntos y por primera vez encontrarnos con ese amor tan buscado, tan esquivo...el amor propio.
Ese que será a partir de ese momento el escudo que nos proteja de la opinión ajena, de los desamores, de los egoísmos, del "no ser elegidos" que tanto duele...
Y después de atravesar tantas tormentas, tal vez sea el momento en que nos alcance definitivamente la paz...
La imagen puede contener: cielo, exterior, una o varias personas y naturalezaY volvamos a mirarnos a los ojos con la tranquilidad de habernos equivocado mucho pero tratando de dar siempre lo mejor...
Y cada una de esas equivocaciones sean los motores para crecer,
para reencontrarnos a nosotros mismos y para mirar al otro sin reclamos.
El clic que nos conecte con nuestro yo más profundo, amándonos, perdonándonos y abandonando la culpa definitivamente.
Mirando alrededor y agradeciendo a quienes permanecen a nuestro lado, eligiéndonos para compartir la vida.
Despidiéndonos sin rencor de quienes nos regalaron parte de su historia y formaron parte de la nuestra pero deciden dar vuelta la hoja... sólo dar Gracias por lo vivido juntos....
Y mirar para adelante, proyectar, soñar, disfrutar, viajar, amar...
Sin condiciones....con un sólo objetivo: Ser felices de verdad.

sábado, 3 de septiembre de 2016

DE ESO SE TRATA...DE COMPARTIR LUCES Y SOMBRAS...

Pero no puedo obligarte a atravesar mi oscuridad para disfrutar de mis rosales...No puedo obligarte a que te alcance lo que tengo para ofrecerte... No tiene sentido creer que lo vivido sea garantía para que me sigas eligiendo por ser quién soy...
Pero si lograras volver a mirarme a los ojos recordando lo vivido, tal vez te dieras cuenta de que quizás valía la pena intentar rescatarlo...
Pero quizás también llegues a descubrir que ya no estoy ahí, aunque me veas, que el dolor de mi mirada te revele que ya no soy quién era, que este tiempo helado finalmente logró la distancia que elegiste... Y a lo mejor puedas decirte: Misión cumplida!

viernes, 19 de agosto de 2016

GRACIAS A VOS...


Por haber sido mi sostén en medio de las tormentas más difíciles...
Por decir las palabras justas que necesitaba en cada momento, sin filtro, sin anestesia, como sólo dos amigas de verdad pueden hacerlo...
Por hacerme creer que mi espalda estaba bien cuidada si vos estabas ahí...
Por esas largas charlas mate de por medio o a través del teléfono en horas de la siesta...Por los códigos compartidos, esos que otros estaban lejos de entender...Por las miradas que hablaban sin hablar...Por tantas risas, tantas lágrimas, tanta vida compartida...
No te culpo por elegir otro camino. 
Me culpo yo por creer que nunca lo harías,
 por pensar que era imposible que con vos me pasara lo que otras veces sufrí con otras personas, por mi entrega incondicional que hoy me deja tanto dolor....
Porque nunca creí que mirarte a los ojos me provocara tanta tristeza...
Imposible arrepentirme del bien que me hiciste aunque hoy duela tanto ...

Por eso te digo GRACIAS...Por lo que fue... aunque hoy ya no sea...


sábado, 6 de agosto de 2016

El paso irreversible del tiempo...

Miro para atrás y me veo pequeña...Jugando en el patio de mi abuelo, tomando el té con "Tunitas" de mi abuela, paseando con mis hermanos en el "carrito" de llevar las sillas de la fábrica de mi papá...Ayudando a mi mamá a corregir cuadernos jugando a la maestra...
Tirándome una y otra vez con mis primos en "la pieza de las gomas", en donde grandes planchas de goma espuma que mi papá usaba para hacer los tapizados de sus sillas nos servían de enormes montañas que invitaban a la aventura.... Los fines de semana en la quinta en donde amigos, tíos y primos "caían" sin avisar y siempre había lugar para uno más en la pileta....
Crecí...conocí el amor, me recibí de maestra coronando el eterno juego de ser la seño en el pasillo de mi casa, ordenando una y otra vez alumnos invisibles en una larga fila derechita...
Después de tantos años de jugar a la mamá, finalmente la realidad me premiaba con la llegada de mi hija, enfrentando esa ardua y hermosa tarea de acompañarla mientras crece....
Y como quien no quiere la cosa, la vida fue pasando...
Mis abuelos hace rato que no están y me regalaron los mejores recuerdos de mi infancia...
Mis tíos me miran con el mismo amor desde sus ojos cansados por los años. Y algunos ya se fueron...
Me resisto al paso de los años cuando miro a mis padres, quisiera tenerlos eternamente jóvenes...
No me pesan los míos, me dieron más solidez y experiencia, me gusta más quién soy hoy...
Miro a mi alrededor...Y encuentro a mi hija hecha una mujer, con convicciones propias y todas las herramientas para vivir feliz.... Y a mi compañero de ruta a quien elijo una y otra vez a pesar de las tantísimas tormentas que atravesamos. Porque es a quien quiero encontrar a mi lado cuando los años sigan pasando y nos encuentren orgullosos de la vida que supimos construir...
La vida pasa....trae recuerdos, trae miedos, trae nostalgias.... sigue trayendo proyectos, sueños, amigos... También se lleva....
Pero sigo eligiendo vivirla con toda la intensidad de la que soy capaz. Para bien y para mal...
Porque así soy.... Yo...Sólo Gla....

sábado, 9 de julio de 2016

Te desafío...



Hubo un día en que, de repente, o más bien, después de mucha terapia transitada, empezás a ver todo con otros ojos...
O será que al fin la venda que los tapaba cayó a tus pies y te permitió ver en el espejo a tu otro yo.
Ese que esperaba desde siempre salir a la luz.
Ese que se quiere y se respeta.
Al que le importan los demás pero primero piensa en sí mismo. Ese que ya no permite que te autoboicotees sino que te empuja a ir hacia adelante.
El que te ayuda a reconocer a las personas que te llenan de luz y te aleja de quienes no te valoran o te ofrecen un cariño que no se juega por vos.
El que te impulsa a buscar motivaciones para la vida, pone pausa a las preocupaciones y confía en que el tiempo ponga cada cosa en su lugar.
Ese espejo que siempre estuvo ahí, pero se empañaba con cada lágrima derramada por quienes no las merecían, o que se quebraba con cada enojo por cada verdad que no queríamos aceptar.
Ese espejo que hoy te devuelve tu imagen. Sos vos, la que tuvo que decepcionarse mucho y tocar fondo para darse cuenta de que sólo era cuestión de tomar la decisión de sentirse feliz.
Y para eso hacía falta dejar de contar con quienes en realidad nunca quisieron un lugar en tu vida. Y si lo quisieron, no fue tan importante porque no supieron defenderlo.
El día que descubriste que no tenía sentido incluir en tu camino a quienes te excluían del suyo, fue el mejor pero más triste día de tu vida.
Atravesar ese dolor hizo que hoy estés más fuerte.
Más a la defensiva también, es verdad. Difícil es volver a confiar cuando seres que nunca creíste que te decepcionarían lo hicieron. En realidad no te decepcionaron ellos, fuiste vos poniendo expectativas que el otro no tiene por qué responder.
Seguramente hayas aprendido que, frente a una nueva relación, no debes entregarte por completo, porque algún día puede terminar.
O tal vez creas que seguirás haciéndolo pero con la convicción de que podrás levantarte como ya lo hiciste una y otra vez.
Porque después de todo...¿Por qué cambiar tu esencia?
Darte entera...es tu manera....
Aceptarte y apostar,sabiendo que puede haber un nuevo final es el desafío...
Te creo capaz de aceptar el reto!!


sábado, 11 de junio de 2016

Contrato desde el alma




Me alejo, me alejo y sin querer vuelvo al mismo lugar.
Cada vez que creo que despego, algo hace que vuelva sin querer al punto cero.
Ese en que yo dejo de ser yo para dejarme apoderar por la desilusión, el desánimo y la desidia...
Es muy cierto que cada quien es dueño de hacer con su vida lo que se le dé la gana...pero ¿No es un poco egoísta no pensar en las consecuencias que cada acción trae en el otro?
Y cuando uno es el otro....Es cierto que no hay que tratar de entender, sino más bien de aceptar...
Pero me pregunto: ¿Se puede aceptar que hoy te recuerden y mañana no?
¿Que hoy te traten con amor y ternura y a la primera de cambio un huracán se lleve todo lo que venían construyendo?
¿De verdad hay que aceptar el destrato, la indiferencia, la distancia unipersonal y el egoísmo del otro?
Tal vez el día que logre respuesta a estas preguntas logre salir de ese círculo vicioso que no me deja respirar....
Es que yo si te quiero te lo demuestro. Y no sólo hoy, a cada minuto de cada día...
Y si me querés y hoy estás, ni mi cabeza ni mi corazón pueden asimilar que de repente ya no...
Por eso cada vez me siento más lejos de quienes se desentienden del dolor del otro.
De quienes sólo pueden mirar su ombligo ignorando a quienes los rodean...
De quienes creen ser más importantes que el resto, sin darse cuenta de que su propia mezquindad los hace insignificantes...
De quienes anteponen otros valores por sobre los que dictan lo afectos...

Pero me quedo.... si tus palabras, tus actos y tus ojos hablan el mismo idioma....
Si mi nombre te hace brillar los ojos y el alma como a mí el tuyo...
Si estoy entre las primeras personas en las que pensás cuando necesitás un abrazo y no dudás en correr a darme el tuyo...
Si podés perder dos minutos de tu tiempo sólo para saber cómo estoy...
Si no prevalece el juicio de los otros por sobre lo que nuestro corazón dicta...
Si te emociona que te diga que te quiero y me lo decís a mí desde el alma.
Si protegés mis espaldas mejor de lo que yo misma lo haría...
Si podés cuidarme como te cuido, consolarme cuando lo necesito, dejarme quererte, aún cuando tus cicatrices te lo impidan...
Si el Amor y la Amistad están por encima de cualquier otra batalla que nos enfrente...

Pero si a pesar de todo no podés, trataré de entender... 
Y te prometo que yo te voy a querer de todos modos, como cada día desde que nos conocemos....
Pero ya no me pidas que me quede. 
Te miraré desde lejos... 
Y con todo el dolor del alma,mis ojos seguirán diciendo "Te quiero" pero ya no puedo...

jueves, 3 de marzo de 2016

Así me pega el casi viernes....


Hoy por hoy, pisando los 50....
Encuentro paz en decir que sí cuando lo creo y no cuando es necesario, más allá de las consecuencias que esto me traiga. (Siempre me las banco).
Le doy a mi trabajo la importancia que tiene, asumiendo con responsabilidad el compromiso, no me importa si me tildan de "puntillosa" (Sólo para entendidos). Es mi modo y no me interesa cambiarlo. Intento dar lo mejor de mí, pero ya sin dejarle la vida...
Trato de darle más prioridad a las cosas y a las situaciones. Hay cuestiones que ya no cambio por nada: Unos días en familia en donde sea y si es lindo lugar mejor aún. Una charla con mi mamá, que aunque lejos, nunca deja de estar cerca.... Los chistes de mi papá, repetidos y todo, me llenan el corazón....un llamado telefónico que me pone al día de la vida de mis sobrinas y acorta tanto la distancia, el cariño de mis hermanos demostrado a su manera, la complicidad con mi cuñada mezclada con ese afecto que supimos construir...una charla con algún amigo (de esos pocos que me van quedando...por algo será, claro...). Un partido de River con mis amores y ese gol, que nos une en un abrazo, de esos que nos damos tantos pero disfrutando la misma pasión (Que la mayoría de la gente no entiende.). Nuestras charlas de adultos de sobremesa...qué bien se siente hablar los tres de igual a igual....
Un mate compartido sin motivo con esa persona que me conoce más que nadie, sólo por el gusto de encontrarnos o sellando una charla de confidencias, de esas que hacen tanto bien, esos mensajitos a cualquier hora y sin motivo que me acarician el alma....
Soy feliz cuando tengo cerca a quienes amo y sigo sufriendo horrores cuando seres a los que quiero profundamente y, que por algún motivo que no puedo comprender, eligen alejarse, aunque tal vez nos veamos todos los días.... Pero aprendí a aceptar que no me elijan, que haya otros valores por encima del afecto y la confianza que puedo ofrecerles. Ya no lucho contra la corriente como solía hacer. Si no alcanza quien soy para ganarme un lugar (que entonces no debo haberme ganado nunca), nada puedo hacer contra eso.
Quizás esa sea mi eterna materia previa. Seguramente deje este mundo sin aprobarla nunca...

Así me pinta este casi viernes....

domingo, 7 de febrero de 2016

Un premio para compartir


En estos días, alguien que me motiva cada día a seguir en este mundo del blog, a pesar de ser un blog tan nuevito, Chelo, me dio este premio y quiero compartirlo con quienes me apoyan en este mundo, que por alguna pasión compartida tocaron mi corazón  o quienes han sido parte de mi vida anterior en el blog.


PREMIO "NENA, TÚ VALES MUCHO.




Las normas son: (Copiadas textualmente)
-Acéptalo, solo si te apetece, sin compromisos. A mí me hace la misma ilusión dártelo.
-No tienes que mencionarme, ni seguirme, ni agradecerme nada.
-Ponlo en tu blog si te da la gana, si no tómatelo solo como una muestra de lo mucho que aprecio tu trabajo y a tí.
-Puedes pasárselo a otros si te apetece, la condición es que sientas que tú le dirías eso mismo si los tuvieras enfrente.
NOMINADOS
Por supuesto que, a vosotras 4, si os tuviera delante os diría "Nenas, vosotras valéis mucho":

Simplemente Cali, por compartir nuestra pasión riverplatense y por plasmar nuestro sentir en palabras.
Patri, de Palabras en mí, por ser una de  mis primeras amigas bloggers, por tantas aventuras virtudes compartidas Y nos conocimos personalmente!
Ser mejor, porque sus escritos me enriquecen...
Jess, porque la leo y es leerme. Increíble tanta identificación.


Las animo a seguir con esta cadena de premios que son muy gratificantes y nos estimulan a seguir. Un beso a las cuatro. 
Brindo por ustedes y porque logre que este blog crezca para seguir compartiendo mi sentir.

                                Gla





viernes, 29 de enero de 2016

Dar vuelta la hoja....



Decisión tomada...
Este año me encuentra dando vuelta la hoja...
Sin mirar atrás, tratando de dejar de lado esos dolores que me opacaban la vida, que no me dejaban avanzar....
Dejando en el pasado a quienes eligieron quedarse allí. Nadie puede ser parte de la vida del otro sin su permiso.
Mirando a los ojos a quienes de verdad eligen formar parte de mi vida, tomarme de las manos sinceras que me ayuden a seguir este camino y agradeciendo a Dios que me ayudó a encontrar la fortaleza que creía perdida...
Sólo después de atravesar mucho dolor uno puede encontrarse verdaderamente con uno mismo.
Y abrazarse... para no volver a soltarse...
Quizás esa sea la verdadera decisión: Encontrarme conmigo misma, mirarme a la cara y defenderme por sobre todo y todos.
Nadie que quiera lastimarme ya tiene lugar en este libro que comienzo a escribir.
Quien de verdad me quiera tiene asegurado un lugar para siempre en mi vida.
Porque a partir de ahora elijo sólo lo que me hace bien. Ya hice demasiado tiempo lo contrario.




jueves, 14 de enero de 2016

La máquina perfecta



Todo lo controla...
Nada se le escapa....
A veces no registra...pero todo pasa por allí...
Un día de sol es más brillante si ella lo decide.
La lluvia moja menos si lo planea...
El amor duele menos si consigue detener un poco al alborotado corazón...
La realidad se acepta cuando ella la procesa...
Las pérdidas se convierten en aprendizaje si ella puede encontrarle el sentido...
La infelicidad se convierte en resignación y costumbre, por el sólo hecho de que tiene la capacidad de inmovilizar las decisiones.
Ese ser se transforma en perfecto con sólo bloquear la objetividad.
Pero hasta la máquina más perfecta puede fallar...
Y ella tiene  grandes enemigos. Son los que actúan en la oscuridad...cuando todos miran para otro lado... en soledad...Cuando la encuentran en reposo, se acercan lentamente y la invaden.
Ellos son los que nos salvan a los seres humanos..¡¡.Los sueños!!
Son ellos los que nos salvan del gran poder de nuestra mente. Son los que nos permiten ver el sol en todo su esplendor, mojarnos con la lluvia, llorar por amor, ver o imaginar la realidad, llorar por dolor, permitirnos romper la rutina y animarnos a tomar las decisiones que nos permitan ser felices.
Hoy es uno de esos días en que me gustaría que esa máquina que maneja mi vida descanse y deje que mis sueños me gobiernen...Aunque sea por hoy...


viernes, 8 de enero de 2016

Mi verdad...tu verdad....LA verdad....


MI verdad es LA verdad para mí. 
TU verdad lo será para vos...
Lo más probable es que los dos tengamos algo de razón....
Pero ya estoy en una etapa en que prefiero tener paz a tener razón. Por eso hay relaciones de las que desistí, porque ya no me interesa comprobar quién tenía la razón.
 Estoy mejor así..